Durante el embarazo, los pechos se vuelven mas grandes y pesados a medida que se desarrolla un sistema de conductos dentro de la mama, preparándose para la lactancia. La aureola, el área alrededor del pezón, se vuelve más oscura y grande.

Dos hormonas actúan durante la lactancia:

La prolactina “productora de leche”, mientras más chupe el bebé, más producción de prolactina por tanto más leche generarás.

La oxitocina se genera por el efecto de succión sobre el pezón. Que provoca la contracción de pequeñas células en la mama que liberan leche para el bebé.

La leche se produce respondiendo a la succión del bebé y por cambios hormonales después del parto. La leche se produce y almacena en agrupamientos de células en los alveólos de la  mama.

Cada vez que tu bebé succiona la mama, producirás más hormona prolactina y por tanto más producción de leche.

La oxitocina se produce poco después que el bebé empiece a mamar. Esto hace que la leche baje.

A medida que se va vaciando tu mama, la prolactina le permite empezar a fabricar inmediatamente más leche para el próximo amamantamiento. La producción de leche sigue el principio de la oferta y la demanda. Mientras más demanda (estimulación/amamantamiento), más leche vas a producir.

Etapas de la leche materna:

  • Calostro: primeros 3-5 días de vida. Espeso, escaso, muy rico en anticuerpos
  • Leche de transición: es producida aprox al 7 día de vida del bebé hasta que la lactancia ya se ha establecido, alrededor de las 4 a 6 semanas postparto. La primera leche que sale del pecho (primeros 7 min) hidrata y quita la sed. La leche que sale después es más rica en grasas y proteínas, satisface y hace engordar al niño.
  • Leche madura: se produce una vez que la lactancia esta establecida, desde la cuarta a sexta semana postparto en adelante. Es más homogénea en contenido de grasa desde el principio hasta el final.

Beneficios de la leche materna para tu bebé:

  • Primera vacuna del RN aporta los anticuerpos.
  • Promueve el desarrollo de sus sistema inmune.
  • Favorece el desarrollo psíquico, neurológico, intelectual y la autoestima.
  • Fomenta y refuerza el apego madre-hijo.

Consejos para saber si tu bebé está recibiendo suficiente leche:

1) A partir del cuarto día después del nacimiento, tu bebé aumenta de peso al menos entre 120 y 210 gramos por semana.

2) Una vez que la producción de leche se ha estabilizado tras la “subida de la leche”, deberías usar entre cinco y seis pañales cada 24 horas.

3) Durante los primeros meses, tu bebé hace entre dos y cinco deposiciones cada 24 horas. A las seis semanas, algunos bebés pueden hacer menos deposiciones, pero de mayor cantidad.

4) Como media, tu bebé mama entre 6 y 10 veces cada 24 horas y se oye como traga.

5) Tu bebé está alerta, tiene buen aspecto, su piel está tersa, crece y aumenta su perímetro cefálico.

Consulta por nuestros servicios de lactancia, y posturas de amamantamiento para una lactancia exitosa.